Fábrica Menage Confort

¿Puede ser una fábrica sostenible?

Desde Menage Confort tenemos la obligación y el compromiso de reducir el impacto ambiental de nuestra actividad y hoy te contamos qué hemos hecho y qué seguimos haciendo para conseguirlo.

Hace ya bastantes años que la sostenibilidad dejó de ser una moda para convertirse en una obligación y el sector industrial no puede ni debe quedarse atrás.

Desde nuestros inicios, en Menage Confort hemos trabajado en un plan de acción que ayude a reducir nuestro impacto ambiental y a generar la menor contaminación posible en la atmosfera. Son muchas las acciones que hemos llevado a cabo y en las que seguimos trabajando para seguir siendo una empresa de referencia medio ambiental en el sector.

La sostenibilidad, un valor que nos diferencia

Nos importa el futuro y, cada día, trabajamos para cuidarlo.

Por eso, desde que creamos esta compañía, hemos realizado planes periódicos en los que hemos incluido nuevas acciones que nos lleven hacia la fábrica del futuro. Una fábrica 4.0, sostenible y concienciada con el medio ambiente.

Ya en 2001, decidimos eliminar el recubrimiento PVC debido a la contaminación atmosférica que suponía su instalación y al poder cancerígeno de sus productos y lo sustituimos por un recubrimiento de pintura en polvo.

Con este nuevo recubrimiento, se reduce el número de focos de emisión a la atmosfera, la cantidad de residuo tóxico emitido y el volumen de agua industrial utilizada.

Además, incluimos un filtro absoluto que nos permite eliminar todos los focos de emisión de partículas sólidas, apartando la pintura sobrante, reutilizándola en la medida de lo posible y retirando lo que no se puede usar para tratarlo a través de un gestor autorizado.

Fábrica sostenible

Reutilización del agua, una solución ecológica

“Reutilizamos un 40% del agua que empleamos en nuestra fábrica”

Las industrias necesitamos grandes cantidades de agua para poder funcionar y mantenernos. Es por ello, que debemos contar con un plan de acción para poder reducir al mínimo el volumen generado de agua industrial.

En Menage Confort, contamos con una depuradora propia que trabaja el tratamiento, la depuración y la reutilización de las aguas industriales que utilizamos.

Además, realizamos controles periódicos que nos permiten controlar los vertidos de las aguas, la contaminación atmosférica y la contaminación de los suelos.

Nuestro compromiso con las 3R

Nuestro principal esfuerzo y compromiso siempre ha estado y está centrado en las 3R: reutilización, reciclado y reducción.

La reutilización no solo la conseguimos a través de la depuración del agua, si no también con el filtro absoluto y con otros muchos materiales que reutilizamos para sacarles mayor rendimiento.

El reciclado está a lo largo y ancho de toda nuestra fábrica, en todos nuestros procesos. Todos nuestros residuos que pudieran ser contaminantes, son almacenados y posteriormente tratados a través de gestores autorizados.

Además, todos los trabajadores de la fábrica están concienciados con el reciclaje y lo llevan a cabo en cada puesto y en su tiempo libre.

Por último, trabajamos para conseguir la máxima reducción posible de materias y procesos.

Uno de los proyectos más importantes que nos está ayudando a liderar este objetivo es la incorporación de la metodología Lean en nuestra fábrica. Este nuevo sistema de trabajo nos permite ahorrar energía, conservar recursos, reducir consumos y costes y alargar la vida de los productos y las máquinas.

Residuos Menage

La fábrica del futuro

El compromiso de Menage Confort con la sostenibilidad no ha terminado. Cada día, seguimos trabajando para mejorar nuestros procesos y crear nuevas acciones que reduzcan nuestro impacto con el medio ambiente.

Actualmente, estamos trabajando en dos proyectos que nos ayudarán a seguir cumpliendo con nuestro objetivo.

Por un lado, la sustitución del cromo hexavalente, también conocido como cromo 6, por el cromo trivalente o cromo 3.

El motivo principal de este cambio es que el cromo 6 contiene elementos contaminantes y cancerígenos de primer grado. Además, es muy complejo depurar el agua de este tipo de cromo. Ya que, para conseguirlo, primero hay que transformarlo en cromo 3.

El segundo proyecto en el que estamos trabajando es en la incorporación de alfombrillas absorbentes en todas nuestras máquinas que eviten el contacto de aceite con el suelo.